Datos curiosos sobre costumbres funerarias.

Publicado: octubre 28, 2009 en Uncategorized

Hoy quisiera dejar un fragmento más de aquel programa radiofónico de la estación Radioactivo 98. 5.

Este apartado, trata acerca de algunas costumbres funerarias, digamos…curiosas o que han marcado el origen de ritos fúnebres modernos y sería bueno saber el origen de algunos de ellos.

Data.     La muerte

La costumbre de vestirse de negro en señal de luto data desde los tiempos de la civilización romana. Originalmente tenía como finalidad ocultarse de los espíritus y fantasmas malignos, que se supone, acudían atraídos por el cadáver fresco. Cabe señalar  que en algunas regiones de Asia. El luto se muestra, no con prendas negras, sino blancas o amarillas.

En la Edad Media, durante mucho tiempo existió la costumbre de sacrificar a una persona viva cada vez que se inauguraba un nuevo cementerio; la idea, era crear así un fantasma guardián del cementerio ya que, es bien sabido; los fantasmas sólo aparecen en el lugar dondce mueren y en raras ocasiones alguien muere en un cementerio. En teoría, la importancia de tener un vigilante fantasma  , era principalmente la de alejar a los profanadores de tumbas y posibles espíritus malignos en busca de un cuerpo del cual apoderarse.


Tumba profanada

Hasta finales del siglo XIX, la parte norte de los cementerios apenas se empleaba para enterrar a la gente, usualmente era la parte más sombría y descuidada pues era el área destinada para enterrar a los suicidas. Ocasionalmente, los suicidas, al igual que los criminales también eran enterrados en los cruces de caminos, esperando así que si regresaban como fantasmas, se confundirían sobre que camino tomar y así permanecerían en el mismo lugar hasta finalmente desaparecer.

El vocablo funerario, viene del latín Fumus, que quiere decir; antorcha. En la antigua roma se creía que la luz de las antorchas ahuyentaba a los malos espíritus y que el humo del fuego guiaba más fácilmente el alma del difunto hasta su camino. Con el paso de los siglos las antorchas fueron sustituidas por velas, pero el nombre permaneció.

Y por cierto, la costumbre del paso lento, es una costumbre que se debe precisamente a que en tiempos antiguos se debía caminar despacio para evitar que se apagaran las velas que usaban.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s